27 ene. 2009

Otra clara contradicción son los dos ladrones que crucificaron a la izquierda y derecha
de Jesús, mientras Mateo 27:44 y marcos 15:32 dicen que los ladrones injuriaban a Jesús, Lucas 23:39 dice que uno le injuriaba y el otro le defendía.
La explicación es muy sencilla, Mateo era apóstol de Jesús y escribía lo que veía, la noche en que cogieron a Jesús, todos marcharon corriendo, los judíos los querían matar
Por eso tenían que estar a distancia de la cruz, Mateo pudo observar que los ladrones
hablaban y miraban a Jesús y por lógica pensó que los dos le injuriaban, por otro lado
el evangelio de Marcos lo escribe Juan Marcos que no era discípulo de Jesús (aunque si su madre) pero este fue discípulo de Pedro, toda la narración del evangelio de Marcos es la influencia exacta de Pedro e igual que Mateo estaba lejos de la cruz por tanto no podía escuchar lo que decían los ladrones, una explicación real sería lo que dijese Juan en su evangelio, porque él si que estuvo al pié de la cruz beneficiado por su corta edad, pero no hace mención de lo que los ladrones decían. Viene el doctor Lucas trece años después (que además de ser médico era un perfecto historiador (como lo demuestra en Hechos de los apóstoles) hace una recopilación de todo lo que ha pasado para enviársela al excelentísimo Teófilo, y siendo un perfecto
historiador se da por hecho que fue directamente a las fuentes originales, por esto es el que más claridad puede tener, en definitiva todos dicen la verdad de forma diferente.
Pero nos acerca más Lucas en este caso concreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario