12 mar. 2009

UN ÁRBOL BLANCO

Fui a pasear al bosque llano
Respiraba el aire de la creación
Entre la maleza surgió un árbol blanco
Que llamó mi atención.

Entre el verde oscuro de las encinas
Y el verde claro del matorral
Impregnado de sensoriales aromas
Un nevado árbol pareció hablar.

El árbol blanco parecía amedrentado
Por yedra y zarza amenazante
Era un florecido almendro
Que en el lugar nació errante.

Yo le pregunto a mi interior
Si soy tan blanco en mi proceder
Si tengo tantas flores para mi Señor
Que sean frutos que Ël pueda recoger.

Safet Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario