12 jul. 2009

BENDICIONES DE DIOS



Bendición de Dios solo es una palabra, pero con un significado colosal.
Todos sueñan con esa bendición, si me tiras de la lengua me atrevo a decir que asta los agnósticos, y es posibles que también los que se denominan ateos, todos queremos las bendiciones de Dios. A veces aunque no se crea en Dios, la mayoría se incorpora en las filas de una religión, otros viven de las rentas de que sus padres ya eran cristianos, y se creen con el derecho de obtener estas bendiciones, pero déjame darte una mala noticia, Dios no tiene nietos, hijos si, pero nietos no, dice Ezequiel 18:4 He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá. El trato con Dios es personal, y su bendición llama mucho.
Antes de profundizar en el tema quiero hacerte una pregunta: ¿te comerías un bocadillo con mucho estiércol, o solo con un poquito? Sin duda me dirás que no te lo comerías porque eso da asco, pero verdad te digo, al afirmarte que la mayoría de gente es lo que ofrece a Dios, como trueque a sus bendiciones, y se desesperan al no recibir nada, se ofrecen disfrazadas en forma de rezos, de múltiples formas según la religión o creencia. Quisiera que al finalizar esta reflexión, tú que estas leyendo pudieras haber aprendido a recibir las bendiciones sin tener que mendigarlas.
Antes de conocer a Dios, yo era religioso, en mi ignorancia llegué a ofrecer a Dios un trueque si me tocaba la lotería, le daría una serie de penitencias, puse una escala de compromisos; si me tocaba muy poco, según la cantidad podría ofrecer varios padrenuestros y varías aves Marías, si la cantidad era mayor (todo especificado) podría incluso caminar descalzo, si la cantidad era respetable asta flagearme estaría dispuesto. Como si Dios se alimentara de rezos, penitencias y torturas humanas, que grave error.
Dios no se alimenta de promesas, ni sufrimientos. Dios no se alimenta con tus penitencias. Dios te ama y quiere que tú le ames como a un padre sin más historias.
Déjame hacerte una pregunta; te gustaría que tu hijo, te pidiese las cosas de forma repetitiva como un vagabundo va repitiendo su guión a todo el mundo, te gustaría que tu hijo como agradecimiento a tu amor se dañara; si te gustaría es que no lo amas, si es tu hijo si no te gustaría ¿Por qué se lo ofreces a Dios? Lo ofendes porque pisoteas su amor ágape.
Dios quiere que oremos con Él, orar es mantener un dialogo de comunicación, hablar y escuchar; lo demás es un triste monólogo.
Para que puedas entender las bendiciones de Dios quiero ponerte un ejemplo de la propia naturaleza que nos rodea, las bendiciones serían los rayos del sol, quien las reciben, serían las plantas. (Solo como ejemplo).
Las plantas no se pasan el día pidiendo al sol que les de sus rayos, solo están bajo la influencia de este astro, en compensación reciben la provisión para su propia supervivencia, reciben este precioso tesoro las buenas plantas para producir la clorofila, pero también las malas, porque el sol no hace acepción de plantas, Dios tampoco hace acepción de personas.
Quiero poner algún ejemplo de plantas, para que no se haga pesado, deseo usar solo las mas significativas. No se si oíste hablar de la planta fantasma: esta es de flor, hojas, y tallo blanco, como vive en cuevas no recibe la luz del sol, por tanto no puede fabricar la clorofila, y ha de negociar con determinados hongos que a cambio de humedad ellos le dan el alimento, pero es una planta raquítica. Hay personas que negocian con sectas o formas oscuras para acercarse a Dios, pero lo hacen de una manera errónea porque no lo hacen a la manera que Dios manda en su palabra, sino de cualquier otra manera, ofrecen mucho, a cambio de muy poco, está clara su frustración, porque las bendiciones no les llegan.
El polo opuesto a la planta fantasma es el girasol: este pasa el día girando, desde que sale asta que se pone el sol esta planta lo va siguiendo con su mirada, la compensación es radical; es la planta que obtiene la mayor cantidad de fruto, en la proporción de su tamaño, una piña enorme de pipas.
Creo; que si no lo has hecho todavía, deberías plantearte empezar a mirar a Dios para no ser una pla
nta fantasma, sino un girasol, con mucha bendición.
Hay plantas en macetas: que les da el sol, pero son estériles, porque sus raíces están cautivas, presionadas sobre el tiesto; cuantas personas se enrolan en las filas de diferentes religiones, con la esperanza de poder agradar a Dios, pero no pueden llevar fruto porque las normas, la tradición, el razonamiento, la religiosidad les aprieta en sus raíces y su propio tiesto les impide disfrutar de las bendiciones de Dios. Quiero poner dos ejemplos que yo he vivido; hace algún tiempo dije a una compañera de trabajo que es una trabajadora en los testigos de Jehová, Dios me ha dicho, me interrumpió diciéndome Dios no habla, se pueden imaginar: a una persona sirviendo a un Dios que no habla, mi imaginación no llega a tanto. Otro caso mas sorprendente, hace algunos años me encontraba en Arenas de San Pedro en Ávila, con unos jóvenes cristianos de campaña y por iniciativa propia, algunos de estos jóvenes preguntaron con mucho respeto a dos monjas, que caminaban por la acera “si ahora mismo muriesen irian con Dios por la eternidad” una ni contestó, la otra dijo espero que por su misericordia me llevase con él. Por favor esta monja toda su vida sirviendo a Dios y pasará la eternidad en el infierno, con los asesinos mas crueles: porque no se ha enterado que la eternidad se empieza a vivir aquí en la tierra, y que hay unas normas, que es aceptar a Jesús como Señor y único salvador, sin hacer ni pagar nada, dice; Efesios 2:8-9 que la salvación es un regalo de Dios.
Quiero hablaros de la orquídea tropical: como la jungla es muy espesa, esta planta a de trepar por lo árboles, a unas alturas considerables, para poder recibir el calor del sol, y la orquídea tropical es mas grande y vistosa que la orquídea europea, es la flor mas bella que se encuentra en el mercado, su esfuerzo y tenacidad son recompensados, tu, puedes superar obstáculos, bajones emocionales, desánimos, reveses de la vida, frustraciones, cuando en tu vida haya una espesa jungla; recuerda, que siempre habrá un árbol para que puedas trepar asta encontrar el calor de la bendición de Dios, ese árbol es la oración.
Recuerda lo que nos dice Dios en 1ª Corintios 10:13 pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
Están las plantas de invernadero: les llega el calor, pero no los rayos de sol, los vegetales son de mayor tamaño, pero no tienen la calidad, ni el sabor, que los criados al sol, estos serían los cristianos de iglesia, puertas adentro, el fruto es hermoso, pero no tan saludable como los que trabajan fuera, porque los deseos de Dios; no es que estemos en un club social, sino que nos esforcemos en llevar el evangelio de amor, a todo el que lo quiera recibir.
Hay plantas del desierto: pocas pero capacitadas para sobre vivir, en contra de lo que se pueda pensar, no hay pocas plantas porque el sol abrasador las queme demasiado, no, no es eso, es la falta de lluvia, aunque haya sol, si no hay lluvia, poco puede crecer, la lluvia sería escuchar la palabra de de Dios, nos lo aclara perfectamente Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Si estas en un desierto; no desanimes, pronto Dios hará algo nuevo, abrirá ríos en las alturas, y fuentes en los valles abrirá en el desierto estanques de agua, y manantiales de aguas en tierra seca.
Deseo acabar esta reflexión con una pregunta: ¡Estas expuesto a los rayos del sol espiritual! ¿O tienes una sombrilla para protegerte?
Safet Hernández





1 comentario:

  1. Safet, muy bonita y excelente presentación en este blog, veo que ya eres un maestro es esto. es verdad lo que dices y la manera en que haces las conparaciones con la naturaleza. Me ha gustado cantidad. Bendiciones y saludos

    ResponderEliminar