31 mar. 2009

BETESDA

Betesda que en Arameo es bet-jasdá, significa casa de misericordia, se encuentra en el libro de Juan 5:1 al 18, yo haré una reflexión únicamente sobre el verso 4, por esto me gustaría mostrarlo literalmente Juan 5:4 dice; Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. Hay preguntas que me rondan en la mente, a las que Dios ha dado respuesta,
1º Hay que preguntarse ¿por qué estaba este estanque milagroso de parte de Dios? Y la respuesta es muy fácil. Aun estaba en vigor el antiguo pacto, y sabemos, que todo lo que sucede de forma física en el antiguo testamento, es reflejo espiritual del nuevo pacto, por ser el antiguo pacto, Dios muestra en ello que siempre se ha preocupado por su pueblo, y lo ha cuidado, quería dar sanidad a su pueblo mediante la fe, ahora aun más, ya que su unigénito intercede por nosotros, a Dios no se le ocurrió la idea un día que estaba meditando, la salvación fue un plan perfectamente planificado. Como Jesús no se había manifestado aun, Dios puso el estanque de Betesda para sanidad de su pueblo.
2º Un ángel de tanto en tanto agitaba el agua, siempre he pensado en una agitación tipo olas, algo violento, que llamaba la atención de todos los presentes, pero hoy en esta reflexión veamos esto desde otro ángulo diferente, imaginemos que la agitación no es revoltosa, sino suave, entonces el que tiene fe, que es lo que busca Dios, se da cuenta, el que está para ver que puede pillar, no cree que eso sea de Dios, y pierde la bendición.
3º Solo el primero era sanado, esto significa que Dios no hace acepción de personas, no es como el hombre, no elige a quien le gusta, sino que hay una misma ley para todos, recuerda la parábola de los obreros de la viña, que está en Mateo 20:1 al 16, léela en tu Biblia, está claro que el sanado, era el primero que entraba en las aguas. Pero me viene a la mente, una incógnita, si había una gran multitud de gente, como bien dice la palabra, debía ser un caos el lanzarse el primero, como conozco la forma de actuar de Dios, se que es un Dios de orden, aborrece el desorden, por tanto tenía que haber por lógica mucho orden. ¿Cuanto orden puede haber en doscientas personas, que han de entrar en el agua el primero? lo siento no le veo sentido. Yo después de reflexionar mucho, he llegado a la conclusión, que ser el primero no es ser el único. Esto sería coherente, veamos la entrada al agua desde otro ángulo, el agua no es removida de forma violenta, mas bien suave, de manera que solo los que están atentos se percatan de la movida, el que tiene fe, piensa, esto es de Dios, el que está en duda piensa, esto puede ser un poco el viento. Los que piensan que biene de Dios entran imajinemos que son 50, cuando son sanados, los demás dicen es el ángel entran, pero no son los primeros, ya no reciben nada.
Si lo trasladamos a nuestras iglesias, esto daría respuesta, que en un mismo sermón, a unos los bendice grandemente Dios, y otros en el mismo lugar, se quedan igual que estaban.
Esto está en coherencia con Hebreos 4:2 no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. Había un hombre que lleva treinta y ocho años enfermo, llevaba mucho tiempo en el estanque, y nadie lo metía en el agua, y que esperaba, estaba confiando en los hombres y no en Dios, dice en Jeremías 17:5 maldito el varón que confía en el hombre. En las iglesias hay gente que confía, que el hombre le solucione sus problemas, de esta manera ellos no tienen que preocuparse, y si la cosa no queda a su gusto, la culpa es del pastor, que viene a ser el malo de la película. Después de darle mala fama, se van a otro pastor, y cuando no quedan pastores se van a los curanderos, después van profanando a los cuatro vientos, que ellos estuvieron pero no les ayudaron. Acabo aconsejándoles, buscad a Dios mientras pueda ser hallado, acepta a Jesús, como tu Señor y salvador y confía en la dirección del Espíritu Santo, y verás como tu mismo entrarás en el estanque sin necesitar ayuda.
Safet Hernández

1 comentario:

  1. Safet muy original esta entrada de Betesda, precisamente este mes he esccrito en el boletin sobre este mismo pasaje que tu expones aqui, esta muy de lo lindo, bueno bendiciones y hasta pronto querido hermano en cristo

    ResponderEliminar