23 sept. 2009

ESPACIO VITAL

Es esencial que una persona tenga su espacio vital para realizarse como tal.
Por eso si a tu pareja le gusta pintar; cómprale los pinceles, lo que siembres recogerás.
Normalmente en una pareja; uno intenta absorber al otro, y ya no son dos en uno, sino uno y otro pegado a él, esto es una carga para ambos, y con el tiempo acaba desprendiéndose el pegado.
Cuando yo era joven quería ser poeta, por razones que deseo omitir; tiré a la basura todos los poemas, de lo que iba a ser mi primer libro, prometí que no escribiría más a lo largo de mi vida.
Más de treinta años después, vuelvo a recuperar mi espacio vital que es escribir, animado únicamente por Esther y Eva, empiezo desde cero.
El espacio vital; no es un espacio de entretenimiento, es la vida misma, es sacar lo que llevas dentro y crees que puede ser útil a los demás.
El espacio vital no puede ser secreto si vives en pareja, porque la duda dañaría seriamente la relación.
El mejor rey de la Historia, fue Josías 2ª Reyes 23:25. Pero tenía que haber sido el rey David, tenía todos los ingredientes para ello. Pero se fijó en la mujer de un hermano en la fe (Urías Heteo), la deseo y se acostó con ella, aunque se arrepintió las consecuencias le siguieron toda la vida, todo porque estaba ocioso, Estaba fuera de su espacio vital, por raro que nos parezca, su espacio vital estaba en la guerra lo que había hacho siempre, y se le obligó a quedarse en palacio por miedo a que muriese, la decisión fue horrible. No puedes obligar a una persona a dejar su espacio vital.
Si te preguntase ¿Quién es la primera mujer a la que Dios cambió el nombre?, por lógica me responderías que a Eva. Pero no fue a Eva, (fue a Sara).
En Génesis 5:2 Dios llamó Adán tanto al varón como a la hembra, cuando Dios paseaba con Adán en el huerto podía hacerlo con el hombre, la mujer, o con los dos al tiempo, pero cuando desobedecieron y Dios los apartó de él, Adán puso nombre a su compañera, Gn. 3:20, la llamó Eva (madre de todos los vivientes) imposición que ha llegado asta nuestros días, no olvido Génesis 3:16, me acuerdo de ese versículo, pero también recuerdo Gálatas 3:28, …no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Pienso que la mujer nacida de nuevo no tiene que arrastrar la sentencia impuesta a Eva, porque es una nueva criatura en Cristo.
¿Cuánta sangre derramó Jesús por el hombre, y cuanta por la mujer? ¿No fue la misma?
¿Por qué digo todo esto? Cuando no se tiene un espacio vital en el que realizarte como persona, tiendes a dominar a los demás para sentirte importante, seas hombre o mujer, la realización como persona amor, no se consigue con la imposición, arrogancia, menosprecio, desconfianza, o autoritarismo, con estos ingredientes tampoco consigues la felicidad plena, ya que la felicidad se consigue con la tolerancia, el respeto, y entrega del uno para con el otro.
Si tuviste que dejar tu espacio vital por exigencias del guión de la vida, vuelve a recuperarlo.
El tiempo lo cura todo, pero de lo perdido no recupera nada. Pero siempre puedes empezar desde cero otra vez, si te sientas; no haces Camino por donde pasen los demás.
Realiza tu espacio vital, mientras estés en este caparazón de carne, para ayudar a los demás y nunca para perjudicarles, no para distraerte, sino para llevar fruto en abundancia.

Safet Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario