3 oct. 2010

MI MOTO

Cuando fui a comprar mi moto, tuve que elegir entre una amplia gama de marcas, modelos, cilindrada, y precios, finalmente me decidí por una custom Vt 750 las había mayores pero ya llegaremos a ellas, cuando domine esta.
En l vida de una persona pasa algo parecido, cuando entiendes que no tiene lógica ser una masa de carne, nacer, vivir, morir, ¿para qué? Tiene que haber algo más, entonces empieza una búsqueda entre la amplia gama de ofertas, religiones, filosofías, creencias, erotismo, ocultismo, pero tienes que buscar algo que te de garantía, a mi me dieron dos años de garantía con mi moto; ni Buda, ni Mahoma, ni filósofo, ni político , se atrevió jamás a dar promesa de vida eterna, solo a vivir en disciplina que eso era bueno, solo Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6 en Hebreos 5:9 da garantía de eterna salvación, y en Hechos 4:12 dice que en ningún otro hay salvación, en Colosenses 3:1 dice que Jesús está sentado a la derecha de Dios, no hay nadie que de mayor garantía de su producto, que en esta ocasión se trata nada menos de nuestra salvación eterna, donde pasaremos el máximo tiempo de nuestra existencia.
Jesús está vivo puede comunicarse contigo si tu lo deseas, él nunca te forzará es un caballero, si tu libremente aceptas esta opción de todo tu corazón, lo conocerás de forma personal te lo prometo yo he vivido esa experiencia.
Seguimos; mi moto pesa 235 kg. Al principio me costó manejarla, me daba miedo correr, al parar se me volcaba y tenia que colocarla de pie nuevamente y eso me costaba mucho trabajo, pensé en alguna ocasión que era una moto muy grande para mí y que tendría que haber comprado una de 125 c/c. En los caminos de Dios a través de Jesús pasa lo mismo, al principio es algo muy fuerte que te cuesta controlar, a veces llegas a pensar que es más fácil cualquier religión, ya que no tienes que pensar otros lo hacen por ti y tú solo tienes que obedecer, toda religión asta la que practico yo, es como si llevaras un ciclomotor de 49 c/c. Al lado de una excitante aventura al lado de Jesús como si condujeras una 750 c/c. Un ciclo motor es fácil de manejar desde el principio no tiene ni marchas, no pesa, es fácil de manejar es como una religión, que calma tu conciencia sin dar una solución.
Pasado un corto de tiempo comencé a controlar mi moto, asta puedo soltarme de manos, bueno de una mano por si acaso el exceso de confianza me tumba, me tumbo en una curva y con solo las piernas puedo levantar la moto al salir de la mencionada curva, suelo ser prudente porque es una máquina sería y jugar con ella me puede costar muy caro, cuando en una autopista circulo mucho rato a más de 150 km./h un sistema electrónico hace parar la moto, para recordarme que no puedo pasar la velocidad establecida por la ley española, he de salir al arcén sacar la llave comenzar de nuevo y salir otras vez como si no hubiese pasado nada, pero estoy enamorado de mi moto y la utilizo siempre que tengo ocasión.
Si no bienes a Jesús con un corazón religioso, sino sencillo, sincero y transparente, al principio te costará un poco, es normal, el cristiano puro asusta a todos asta a las fuerzas de lo oculto, porque nuestra lucha no es contra carne ni sangre, sino contra las fuerzas de lo oculto, cuando consigas dominar este terreno empezarás a disfrutar de lo lindo, y lo usarás siempre que tengas ocasión digan lo que digan, como cuando llueve, nosotros llevamos impermeable.
Cuando alcances mucha velocidad y tengas el riesgo de acabar siendo un religioso, Dios pondrá una prueba para que frenes y empieces de nuevo, pero solo por tu bien, pues tu peor enemigo es tú ego.
No te conformes con un ciclomotor en tu vida si puedes llevar una 750 que cuando la domines llegarás a una 1200 c/c. Pero esa es otra historia, vida terrenal solo tenemos una, no la malgaste y aprovéchala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario