6 jun. 2011

ALTAR DEL INCIENSO

Dios hace todo con un concepto, todo muy sencillo que va a caballo con la casualidad, dejando así libre albedrío para que creas en él o en la casualidad, pero nunca hace nada sin un propósito, por esto quiero que meditemos en el altar del incienso que encontramos en Éxodo 30: 1 al 10, haré este trabajo con mi amigo y hermano Alan Díaz que me ha inducido y ayudado en esta reflexión.
El altar en si representa a Jesucristo y a los dos olivos
Verso: 1 Harás con madera de acacia un altar para quemar incienso. Fijémonos que no dice con madera, sino que especifica con madera de acacia, ¿por qué con madera de acacia? Hay unas 1.300 especies de acacias (setim ó shittim) pero a nosotros solo nos interesan dos: acacia seyal y acacia tortilis crecen en el desierto de Wadis y en los valles del Sinaí, esto nos da una amplia visión que muchos son los llamados y pocos los escogidos. Mateo 22:14, estas acacias son madera incorruptible, ligera, dura, durable y la madera más fuerte, siempre permanece firme ante cualquier adversidad, por esto se coloca en los jardines. Las acacias son fijadoras de Nitrógeno es decir nitrifican el suelo para que crezcan plantas creando vida. Y solo se pueden tratar con aceite, que representa al Espíritu Santo.
Algo muy importante según biólogos cuando los arboles de acacia están muy cerca unos de otros, si un depredador come su follaje, la planta reacciona, liberando sustancias de transferencia aérea y llegan a las otras plantas, las cuales de forma temporal crean una sustancia química infecciosa en sus hojas, protegiéndose así unas con la ayuda de las otras, cuando los árboles están separados no se produce este fenómeno, pienso que los humanos tendríamos que tomar nota de las acacias y estar más unidos, la acacia se utilizaba para hacer trueque, lo que significa un intercambio entre Dios y yo, entre Dios y tu.
Verso: 2 Su forma será cuadrada y medirá medio metro de largo, por medio metro de ancho, y un metro de alto. Igual de largo que de ancho, pero doble de alto ¿Qué puede significar esto? En Apocalipsis 21:16 la ciudad Celestial es cuadrada, igual de largo que de ancho que alto, es un misterio, pero todos los lados son iguales, en cambio en el altar del incienso la altura es justamente el doble, el altar representa a Jesús, tanto lo largo como lo ancho son iguales, representa la humanidad de Jesús, porque para Dios todos somos iguales, iguales entre nosotros e iguales a Jesús, pero la altura es doble, Jesús siempre es doble, si nosotros sufrimos Jesús sufrió el doble, si nosotros oramos Jesús oró el doble, si nosotros amamos Jesús amó el doble, él siempre es el doble que nosotros, Alan tiene una idea genial, un codo X un codo X dos codos es igual a una persona humillada de rodillas ante Dios que es cuando somos más grandes.
Además tenía unos salientes en forma de cuernos que se usaban como recipientes para el aceite, lo que viene a mostrarnos que es un lugar de refugio.
Verso: 3 Tenía que cubrir toda la madera de oro, que representa cubierto con la divinidad de Dios, quedando un ser incorruptible cubierto de divinidad de Dios, todo madera de acacia menos una cornisa de oro puro, que servía para que el altar no se torciera y estuviese firme, representa la protección directa de Dios sobre el altar compuesto por Jesucristo y su iglesia (dos olivos y sacerdotes).
Verso: 4 Había que fijar unas argollas de oro debajo de la moldura, dos en cada lado, para pasar los varales de su transporte, el oro representa a Dios, las argollas tenían que ser de oro, lo que indica que el mismo Dios va unido al altar, que es madera de acacia representando a Cristo que es tanto hombre como Dios.
Verso: 5 Los varales tenían que ser de madera de acacia cubiertos de oro, no van unidos al altar, porque han de estar dispuestos para cualquier misión que Dios les encargue, por difícil que esta sea, lo que está claro es que estos varales tienen que llevar todo el peso del altar, llevar el altar donde haga falta.
Pienso y lo tengo firme en mi corazón que los dos varales representan a los dos olivos de Zacarías 4, que podemos ver en Apocalipsis 11: 1 al 14, dos testigos de Dios con poder de cerrar el cielo, crear plagas etc. y sin embargo son muertos supongo que de forma violenta, esos dos cristianos o cristianas que no se permite enterrar para escarmiento de todo el mundo, si lees Ap. 11 descubrirás que esos dos testigos tienen que ser pura madera de acacia cubierta de oro para poder soportar lo que han de hacer, aunque no está claro si estos dos testigos actúan antes o después de que Jesús venga por su iglesia, yo pienso que la iglesia ya habrá sido arrebatada y estos dos testigos se quedan para trasmitir el mensaje de Dios y como Dios nunca se queda nada, después de tres días y medio muertos y exhibidos públicamente Dios le devuelve la vida y son ascendidos al cielo a la vista de todos, hay mucha similitud entre estos dos olivos y Jesús en su forma, no en contenido, Jesucristo es el altar, los dos olivos quienes lo transportan.
Verso: 6 Este altar tenía que estar delante del velo que ocultaba el Arca del testimonio, no en la misma presencia del Arca, indicando que Jesús tenía que morir por la redención de la humanidad.
Verso: 7 Sobre el altar; Aarón tenía que quemar incienso por la mañana, significando en nuestro tiempo la oración de de los santos, no de los colgados en paredes de algunas religiones sino los apartados para Dios, no los perfectos, porque no hay ni uno (Romanos 3:12) sino los que aman realmente a Dios y son madera de acacia que se pueda cubrir de oro.
Verso: 8 Por la tarde Aarón quemaba incienso, indicando en nuestro tiempo que tenemos que orar en todo tiempo y fuera de tiempo, y las oraciones de los justos es perfume para Dios, solo los sacerdotes podían quemar incienso, en Apocalipsis 1:6 dice que: somos reyes y sacerdotes, los sacerdotes son puestos por Dios no por la tradición, y podemos ser todos los que hayamos aceptado a Jesús como nuestro Señor y Redentor.
Verso: 9 Sobre este altar no se puede quemar otro incienso, no podemos orar a Dios a nuestra manera y esperar encima que nos responda, si lo haces mal es culpa tuya y no de Dios, Dios mismo dice de los religiosos capaces de matar por su religión e incapaces de buscarle de corazón “Mi pueblo perece por falta de conocimiento; y como tú rechazaste el conocimiento, yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio;……. “(Oseas 4:6).
¿Qué pasaría si una madera vulgar se cubriese de oro? ¿Qué pasaría cuando se pudriese la madera? ¿Qué pasaría si la madera de los varales se partiese cuando transporta el altar? Los religiosos son madera más o menos pulida pero sin recubrimiento de oro, ¿de que madera te gustaría ser para ser recubierto de oro? Si te gustaría ser de madera de acacia como Jesús busca a Dios mientras pueda ser hallado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario