1 ene. 2012

DOS CAMINOS

La verdad siempre tiene dos caminos, uno es aconsejable, el otro des-aconsejable.
Hay dos verdades fundamentales, una es que Satanás es real y malvado, se llevará a un lugar de tormento eterno por la eternidad a quienes le pertenezcan, sean conscientes o inconscientes de ello.
El otro es que Dios existe, respeta la decisión del ser humano, se llevará con él para toda la eternidad solo a personas que lo hayan decido libremente y aceptado sus condiciones.
Dos caminos: Satanás ó Dios.
Si eliges a Satanás en cualquiera de sus artimañas; adivinación, ocultismo, brujería, curanderismo, humanismo, meditación, etc. tu fin será el mismo que para él.
Si eliges a Dios, tendrás que decidir entre;
Dos caminos: Obedecer a Dios ó hacerlo a tu manera, si lo haces a tu manera Dios que es todo un caballero no intervendrá, si decides hacerlo a la manera de Dios encontrarás;
Dos caminos: Uno ancho y otro estrecho, si coges el ancho que es cómodo acabarás perdiéndote, pero si coges el estrecho que es difícil encontrarás la vida (Mateo 7:14) entonces entenderás que solo hay;
Dos caminos: Formarte o ser un vagabund@ espiritual, si eres un vagabund@ espiritual, recuerda que el que persevere asta el final será salvo (Mt. 10:23 y Mr. 13:13) si entregas tu vida a Dios para formarte, serás altamente gratificado, estarás en el corazón de Dios, no estarás exent@ de problemas, pero tendrás paz aun en la tormenta, el amor será tu estandarte pero la preparación no será fácil (Jn. 16:33) serás forjad@ en base a;
Dos caminos: Endurecerte ó romperte, si te rompes, a esta altura serás salv@, pero no un guerrer@ de Dios dirigido por él mismo. Si aguantas y te formas como guerrer@ de Dios, es maravilloso pero recuerda que para ejercer solo hay;
Dos caminos: Ser sensible, ó implacable con los demás, si eres implacable irás dejando un rastro de dolor en los demás, aunque a tu manera de ver seas el/la mejor, pero si eres sensible obtendrás mejores resultados para el reino de Dios, porque la lengua apacible es árbol de vida (Pr. 15:4) con tu lengua y tu hechos librarás la batalla, que se resume en;
Dos caminos: Imposición ó comprensión, si impones serás el amo, eso hiere, dirás; hazme, traedme, ¿Cuándo me lo harás? Yo soy la institución, etc. recogerás el fruto de lo que siembres, pero si usas la comprensión serás el jefe/a, eso sana y anima a los demás, crea seguidores, usarás las frases; hagamos, traednos, ¿Cuándo nos lo harás? Nosotros somos la institución, por eso si actúas bajo la comprensión tendrás;
Dos caminos: Comprender y olvidar ó comprender y ayudar, si comprendes y olvidas tu fe resultará muerta, pero si comprendes y ayudas, descubrirás que hay;
Dos caminos: Que haga ó no haga caso, si la persona a la que te diriges no hace caso de tus indicaciones, tu tendrás la recompensa de Dios (Ezequiel 3:19-21), pero también podría pasar que la persona quede impregnada de tu comprensión y amor y decida dedicar su vida al Señor, y se repita toda esta historia una y otra vez, encontraríamos que hay dos caminos a los que te animo que los encuentres tu mism@.

No hay comentarios:

Publicar un comentario