7 nov. 2012

AGÜA


El agua es fuente de vida, no hay ser vivo vegetal o animal que pueda vivir sin ella, por esa razón la deseo utilizar para que comprendamos mejor el reino de Dios.

Hay algo más necesario que el preciado líquido y nos viene dado por Dios, de igual forma que las plantas se secan y los animales mueren por falta de agua, hay personas moribundas espirituales al borde de la desesperación en busca de algo que les de vida, porque están secos.

La depresión es una de estas sequias, si no encuentras el agua espiritual a tiempo acaban suicidándose pensando que ahí acaba todo pero es un tremendo error porque verdaderamente es cuando todo comienza.

Como el agua es conducida por ríos, acequias o canales, así tenemos que ser los hijos de Dios, ser conductos de la unción unos como ríos otros como canales según el cometido dado por Dios a cada individuo, pero lo importante es regar los campos secos de personas sin esperanza y sin Dios en este mundo (Ef. 2:12).

Apocalipsis 22:1 Dice que en la ciudad eterna hay un río de agua cristalina como oro, Dios es más que una fuente de agua cristalina, cuando su agua especial en forma de unción pasa por nosotros, algo se estropea, porque por buenos cristianos que seamos; somos imperfectos y no podemos contener la perfección, Dios dice que bueno no hay ni aun uno (Ro. 3:12)pero debemos forzarnos para que el amor de Dios pase por nosotros y lo podamos entregar lo más puro posible a los demás; imagina que pasa; cuando agua contaminada la beben plantas, animales y personas, quedan contaminados, igual pasa con las religiones y filosofías: orientales, esotéricas, ocultismo, adivinación, horóscopo, y un largo etc. Todo esto contamina a las personas que las practican y a todo su entorno, si invocas a un espíritu aunque sea mediante un médium, estas invocando a un demonio, jamás a un ser querido, el médium tiene un espíritu guía, que es un demonio y contesta las preguntas, porque; los demonios estaban cuando sucedió y conocen la respuesta, para la persona eso es como beber agua envenenada.

Cada persona con su vida tiene derecho a hacer lo que le venga en gana, pero el que juega con fuego se quema, y en esta caso se quema por la eternidad, si practicas lo contaminado, no culpes a Dios de todas tus desgracias, es que la contaminación crea victimas y si te diviertes en ciencias ocultas tienes que sufrir sus consecuencias. Pero Dios es una fuente de agua de vida que hace que de nuestro interior corran ríos de agua viva (Jn. 7:38).

Me gustaría poner un ejemplo típico de un desierto: se piensa que en un oasis hay palmeras porque hay agua, pero es incorrecto, hay agua porque hay palmeras, la raíz de la palmera es muy profunda para buscar agua, una sola puede beber, pero todas juntas además de beber sacan agua para los demás, imagina que quieres coger agua con un dedo; no puedes, con dos tampoco, con los cinco apretados, un poco, con las dos manos puedes dar de beber, cuantos más cristianos juntos más bendición de Dios en el lugar, cuanta más incredulidad más sequedad, desastres y problemas, unámonos en el amor de Dios para hacer un mundo mejor aquí ahora; y de recompensa la vida eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario