26 mar. 2009

EL RICO Y LÁZARO

Quiero hacer una reflexión sobre la parábola del rico y Lázaro, al ser tan fuerte lo que tengo que decir, quiero que quede bien claro, que no lo hago en nombre de ninguna religión, confesión o entidad, lo hago esta reflexión totalmente personal, desde mi punto de vista como hombre creyente laico independiente.
He escuchado muchas veces esta parábola y siempre el rico va al infierno y el pobre a la gloria, por esto se ha creado en nuestra sociedad, la idea que la religión es para los pobres, que son los que la necesitan. Y por supuesto que no es así, la salvación no está en el dinero, tengas o no tengas, la salvación la ganó Cristo con su sacrificio en la Cruz, y es totalmente gratuita, en Efesios 2: 8-9 dice que la salvación es un regalo de Dios totalmente gratuita y no por obras para que nadie se gloríe. Entonces por qué el rico va al infierno y el pobre Lázaro, al descanso eterno. Me dirás en tu razonamiento, que seguramente el rico no era cristiano, y el pobre si. Pero eso te lo supones tú, porque la palabra de vida no dice eso, y si no, vuelve a leerlo, y si tú supones, me das derecho a suponer a mí.
Para los entendidos en la palabra, quiero comenzar con el libro de Rut capítulo 4 y verso 1, el pariente de Bozz, que por legitimidad correspondía redimir a Noemí y Rut no lo hizo por puro egoísmo, y tal pariente aparece en la Biblia como “fulano” para dirigirse a él fue con el atributo de “Eh”. Algo así pasa con esta parábola es la única en toda la Biblia que aparece con nombre propio, Lázaro, como si Jesús conociese a la persona y la situación, no da el nombre del rico por respeto o indignación.
Quiero reflexionar sobre esta parábola, verso a verso, consciente y convencido de lo que digo, para aquellos que quieran seguir esta parábola, está en Lucas 16: 19 al 31.
Yo desde mi ignorancia intelectual, ya que soy mecánico porque no pude estudiar, afirmo que este mendigo, que creo que fue real, podría fácilmente tener mas bienes materiales que el rico que la gente ve en la parábola.
Creo sinceramente que la parábola está hablando de; Dos creyentes. El rico es un ministro de Dios, el mendigo un laico.
Verso 19; El rico se bestia de púrpura y lino fino, la púrpura podemos ver en Números 4:13, en las funciones de los Levitas, al quitar las cenizas del altar tenían que poner un paño púrpura, por esto varias religiones visten a sus dirigentes de púrpura, a Jesús en Marcos 15:17, para burlarse de su santidad le vistieron de púrpura, por tanto era de santidad de lo que se bestia el rico, pero también se bestia de lino fino, ¿qué nos dice Apocalipsis 19 verso 8?, dice que el lino fino, son las acciones justas de los santos.(aclarar que la palabra santo, significa apartado para Dios, y no incluye perfección, pero este no es el tema de hoy), este rico se vestía de santidad, por tanto era un líder religioso. Hay muchos ministros de religiones, Evangélicos, Católicos, Testigos de Jehová, Adventistas, Mormones, Musulmanes, etc. que se llaman así mismos; Representantes de Dios, no digo que este sea el caso de alguien en concreto, cada uno reflexione sobre si mismo, pero en mi poco conocer del latín, representante del hijo de Dios, en latín se escribe VICARIVS FILII DEI, si contamos las letras contables, en números romanos, el que entienda la numeración romana, VICIVILIIDI, esto nos da 666, esto no lo digo por criticar a nadie, solo llevar, a una reflexión, de lo que comento puede ser así.
v. 20; El mendigo por lo que he explicado antes, es un creyente sufriente, por servir a Dios, del que aun se le culpa por no servir, al que de alguna manera se le llama fatuo, ante esto yo solo sugiero leer Mateo 5:22. y ya de paso que estamos entrados en materia podemos hacer un recorrido turístico por Ezequiel 34:16, que esto refuerza muy bien mi tesis, dice entre otras cosas, que Dios buscará la oveja perdida, que vendará la perniquebrada, fortalecerá la débil; ojo con lo que dice a continuación (está hablando de un creyente), dice a la engordada y a la fuerte destruiré, justo donde se apoyan los ministros, que cada uno reflexione, si quieres lo digo en broma, pero te aseguro que no es ninguna broma.
V. 21; Nótese que no hay ninguna expresión que haga suponer que el mendigo tenía envidia del rico, sencillamente ansiaba saciarse de las bendiciones que a este le sobraban. Dice además que los perros lamían sus llagas, cuando Dios habla de perros, se refiere a demonios, en Salmo 22:16 dice perros me han rodeado; Horadaron mis manos y mis pies, los perros no podían clavar a Jesús en la cruz, pero los demonios influyendo en las personas, si podían, a Lázaro, los demonios le fastidiaban mogollón hablando el lenguaje vulgar.
V. 22; Lázaro fue llagado al seno de Abraham, en ninguna parte de la escritura nos dice que la vida venidera que nos espera, sea el seno de Abraham, más bien nos habla de la nueva Jerusalén, de cielo nuevo y tierra nueva, entonces ¿Qué significa el seno de Abraham? Solo los descendientes de Abraham tienen la promesa de la salvación, Cristo era descendiente directo de Abraham, por tanto es merecedor de la promesa de salvación, Él mismo es cabeza de la iglesia, por tanto la iglesia es el cuerpo, y lo que tiene la cabeza, también lo tiene el cuerpo, por lo que automáticamente nos convertimos en descendientes directos de Abraham. Surge una pregunta ¿Qué es la iglesia? La iglesia no son paredes, es la gente misma que la compone, si estos, se reúnen en el campo, sin paredes, esa es la iglesia. Surge otra pregunta, ¿de qué religión es la iglesia? Ninguna religión ha sido crucificada para dar la salvación, solo Jesucristo ha sido crucificado por nuestros pecados, solo Él puede redimirnos cuando le aceptamos como único y suficiente salvador, dice en Hechos 4:12 que en ningún otro hay salvación, solo Cristo salva. Por todo esto deducimos que Lázaro es llevado al seno mismo de la promesa. Y si alguien tiene curiosidad, puede ver la promesa a Abraham en Génesis 18:18, Gálatas 3.8, hay muchas más.
V. 23; Es lo que he venido explicando, Lázaro está en el lugar de reposo donde un día yo estaré, no puede ver al “rico” porque no sería una felicidad completa, pero el que está, en tormento, si puede verlo a él.
V.24; Cuando Jesús enseña sobre esta parábola, no había sido glorificado aun, por eso me boy a referir a Él como la promesa. El que estaba en tormento, era un creyente, porque le llama padre a la promesa, le pide misericordia, conocía de su poder, le ruega que mande un poco de alivio.
V. 25; La promesa le contesta y le llama Hijo, ¿se puede perder la salvación?, Ezequiel 3:20 dice que si.
V. 26; Dios está en todas partes, pero no me lo imagino visitando el infierno, aunque Jesús bajó a los infiernos según nos cuenta el apóstol Pablo en Efesios 4:9.
V. 27; En la conversación le sigue llamando padre a la promesa, le ruega que envíe a casa de su padre a Lázaro.
V.28; Este versículo junto con el 27, dado la precisión de palabras y números (cinco hermanos), a mi me sugiere que era simplemente su familia pero que todos conocían de Dios, pero eran carnales auténticos.
V. 29; La promesa le contesta que tienen a Moisés y a los profetas, es como decir, tienen la Biblia antiguo testamento 1ª parte de la Biblia, ya que la segunda se escribió después de estos acontecimientos.
V.30; Es curioso que en vida en la tierra, no creyó a Dios, y en vida en tormento, discute con la promesa, como sabiendo más, dice; No padre, si ven a un muerto resucitado se arrepentirán, su propio orgullo no le permitía aceptar el hecho que la salvación se consigue en vida terrenal, no es una lotería, ni San Pedro, ni un estado de ánimo de Dios, o coges la salvación como un regalo, o te vas al lugar de tormento, este es el problema actual, si no veo no creo, no hay mentira mas grande, que aquella que ven los ojos, crees en algo que ves, de pronto no lo ves, y toda la inversión hecha, fuere de la índole que fuere, aldraste, solo lo que no se ve tiene valor duradero, si crees en la ciencia, enséñame un átomo para que crea que existe, si crees en la electricidad, enséñame un amperio para que yo también crea que existe, si crees en la gravedad, enséñame un Newton para que yo crea. Si crees en el trabajo, enséñame un julio para que yo crea. Si crees en el amor bueno mejor lo dejamos estar.
V. 31; La promesa le contesta con una realidad, el ver no hace creer, es el oír con fe, porque dice en Hebreos 11:6 que sin fe es imposible agradar a Dios.
Reflexiona mientras estés a tiempo, ¿Dónde estarás por la eternidad, en lugar de reposo, o en lugar de tormento?, tu decides, son gratis las dos opciones.

Safet Hernández

4 comentarios:

  1. hola safet, esto es muy interesante publicalo en el blog de la iglesia, saludos y adelante.

    ResponderEliminar
  2. El hombre rico y Lázaro Nin huno de los dos eran cristianos porque todavía estaban en la dispensación de la ley por eso nuestro SEÑOR dice que Lázaro fue al ceno de Abraham y no olvidemos que los reyes de Israel y de Judá aun cuando adoraban a los dioses de aquellas naciones aun seguían vistiendo con ropas reales. Aun JESUS no Avia dicho consumado ES. Que DIOS Nos de sabiduría de lo alto

    ResponderEliminar
  3. El hombre rico y Lázaro Nin huno de los dos eran cristianos porque todavía estaban en la dispensación de la ley por eso nuestro SEÑOR dice que Lázaro fue al ceno de Abraham y no olvidemos que los reyes de Israel y de Judá aun cuando adoraban a los dioses de aquellas naciones aun seguían vistiendo con ropas reales. Aun JESUS no Avia dicho consumado ES. Que DIOS Nos de sabiduría de lo alto

    ResponderEliminar
  4. Ninguno era cristiano, porque Jesús no se había manifestado aun, por eso lo llamo la promesa,(está en el texto)un ministro no va al infierno por serlo, es un caso ecepcional, por egoismo o falsa religión. Necesitaba usar el doble de palabras para aclararlo, por eso lo simplifiqué, pero es lo que yo creo.

    ResponderEliminar