12/6/2009

LA MUJER ADÚLTERA


La historia de la mujer adultera siempre me ha fascinado, por lo extraño del comportamiento de sus personajes, para el que no conozca mucho sobre la Biblia, decir que esto no es una parábola sino un hecho real, vivido por Jesús. Está en San Juan capitulo 8 versos del 3 al 11, Juan hermano de Jacabo, era el mas joven de los apóstoles, tenía alrededor de quince años cuando iba con Jesús, posiblemente por su edad no se fijó, en lo que escribía Jesús en el suelo, pero era importante porque lo hace dos veces.
En respeto a quien no tenga Biblia, resumiré del verso 3 al 11, para que conozca la historia a la que dedico esta reflexión.
Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer y dijeron a Jesús; esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿Qué dices? Más esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Todos comenzando desde los mas viejos, uno a uno se fueron marchando, quedando Jesús y la mujer solos, Jesús le dijo ¿ninguno te condenó? La mujer dijo: Ninguno, Señor. Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete y no peques más. Hay muchas cosas importantes en esta historia. Lo primero; la mujer era adúltera, eso ha quedado claro, pero, para que adulterase tenía que haber un hombre adúltero ¿Dónde estaba este hombre? Tenía que estar allá para ser apedreado junto con la mujer, porque esta ley de Moisés, a la que hacen mención los traductores de la ley (escribas) y sacerdotes (Fariseos) está en Levítico, 20:10 y dice: Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.
En el relato no se menciona donde está este hombre, reflexiono; una o dos personas pueden descubrir a una pareja en pleno acto sexual por casualidad, una multitud es imposible, a menos que el adúltero, esté de acuerdo con ellos, y a la vez sepa que a él no le pasará nada, si esto es así era consciente que a ella la matarían a pedradas, y aun así la traiciona, mayor culpa tiene él que ella, antes habría que matarlo a él que a ella.
Para mi está claro que era un complot para acusar a Jesús (no por justicia, porque les importaba poco matar a una inocente, ya que veo, que fue engañada por su pareja) para ellos era fácil atrapar a Jesús; si decía cumplan la ley, supongo yo, que las piedras ya la llevaban preparadas, después era fácil acusarlo de falta de amor y haber mandado matar a la mujer, si por el contrario, le daba lástima matar a la mujer, ya tenían la prueba contra él, por ser rebelde y oponerse a la ley que mil quinientos años antes les había dado Moisés (aunque ellos no recordaban muy bien Levítico 20:10) de una u otra manera lo tenían atrapado, siempre me he preguntado ¿Qué escribiría Jesús en tierra? Conociendo a mi redentor, tenía que ser algo práctico, pero ellos jóvenes y viejos no contaban con el amor y sabiduría del gran Maestro, que lo único que hizo fue escribir con el dedo, porque él era así “maravilloso” No puede saberse lo que escribió, porque no está registrado, pero debía ser algo que profundizaba en la conciencia de los presentes, podían ser; los pecados que ellos mismos cometían; vanidad, orgullo, indolencia, avaricia, falta de perdón y muchos más que Jesús sabía, pero lo seguro es; lo que escribía en tierra, les acusó en sus conciencias.
Cada vez que leo historias de Jesús le admiro más por su sabiduría, tener en cuenta todos los argumentos que Jesús utilizó para convencerles que no matasen a la mujer, “el que de vosotros esté libre de pecado tire la primera piedra,” yo habría estado una hora intentando convencerles.
Jesús era el único que podía tirar la primera piedra, porque estaba libre de pecado, pero; ni siquiera condenó a la mujer, solo le dijo; vete y no peques más, por supuesto que se refería que no practicase el pecado, porque es imposible que el ser humano no peque, están los santurrones muy espirituales, que parecen de otra galaxia, pero no te fíes que a la menor de cambio cogen las piedras porque la ley dice.
Acabo esta reflexión invitándote, si no conoces a Jesús búscalo, que fue crucificado, muerto y sepultado, pero resucitó y está vivo, te puede ayudar como a esta mujer, conocerlo es lo mejor que te puede pasar.

Safet Hernández

1 comentario:

  1. Muy buena tu reflexion indudablemente grande es el amor y la compacion de Dios y muy buena tu observacion sobre donde esta el hombre que tambien adultero. Dios te bendiga y sigue compartiendo tus reflexionespp

    ResponderEliminar