10 nov. 2009

LA ORACIÓN DE JABES

De este personaje no sabía nada de repente (posiblemente lo escuché en alguna ocasión y me quedó grabado) me entra este nombre en la mente; Jabes, vusco en la Biblia y encuentro que está en 1ª Crónicas 4:9-10, está en medio de una genealogía tal engendró a tal etc. en el verso 9 sin nada mas dice y Jabes era más ilustre que sus hermanos, en el verso 10 dice textualmente E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo:¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras del mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió. Esto es todo lo que se sabe de Jabes, no promete ni ofrece nada a Dios simplemente exclama y Dios le bendice. Meditando en este tema me acuerdo de una foto que vi en Internet, un gato se mira al espejo y se ve como un león. Genéticamente es imposible que un gato se convierta en león, pero lo que es imposible para el hombre es posible para Dios, Dios puede hacer un milagro y combertir a ese gato en león, sería un león viendo a otro león, ahora si Jesucristo está al otro lado del espejo, cuando te miras no puedes ver un problema, tienes que ver a Jesucristo, puede que tu problema sea tan grande que te es imposible resolverlo, pero si al mirarte al espejo en vez de ver el problema ves a Jesucristo, lo que es imposible para ti, es posible para Dios y puede hacer un milagro (no digo que lo balla a hacer él es soberano y yo no puedo decirle lo que tiene que hacer, pero puede convertir esa dificultad en una bendición entonces tendríamos una bendición que mirándose al espejo solo ve a Jesús.

Safet Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario