5 feb. 2010

EL CORAZON

Cuando una persona es mala, se dice que tiene mal corazón, si es buena se reconoce como de buen corazón, si amamos lo hacemos de corazón no de riñón o intestinos, si tomamos una decisión firme lo hacemos de corazón, cuando una persona es inteligente NO se dice que sea de corazón, si una persona carece de sabiduría no se dice que sea de su corazón. Llego a la conclusión que la inteligencia es lo menos significativo en esta vida, intervienen otros factores como pagar el precio, por ejemplo si yo inventera una vacuna por casualidad acabaría en la basura y nadie lo sabría porque no he pagado el precio y no la sabría reconocer, si un científico inventara una vacuna por casualidad sería una bendición para la humanidad porque ha pagado el precio, estudiar y trabajar, el que no tiene sabiduría en su corazón puede deberse a que no ha pagado el precio.
Pero ¿Qué es el corazón? (no hablamos de un miembro orgánico) pienso yo con derecho a equivocarme, que el corazón (órgano) es vital en nuestra vida, si este se para, todos los demás órganos lo harán también. Por esto de forma inconsciente asimilamos lo esencial de nuestra vida a este órgano, porque si nos falla lo esencial todo lo demás de nuestra vida quedará sin importancia.
Entonces mi corazón es inteligente, porque no busca lo que se destruye, busca los fundamentos donde edificar que es la roca, para no construir sobre la arena.
En Mateo 6:21 dice: Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Dios utiliza mucho en su palabra la simbología del corazón, puedes estar pensando que Dios no existe, en tal caso mira lo que él piensa de ti en Salmos 14:1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. Dios quiere corazones dispuestos (Salmo 108:1) para rendirle pleitesía, y nos dice en Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de el mana la vida.
Asta nos dice que el corazón alegre es un remedio contra la enfermedad (proverbios 17:22) aun nos sigue diciendo que el corazón alegre hermosea el rostro (Proverbios 15:13), nos hace saber que con el corazón se puede creer, dice; Romanos 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Y nos ruega en Hebreos 4:7 que no endurezcamos nuestros corazones, quiero terminar con unas palabras de Jesús a Juan cuando se le apareció en la Isla de Patmos, Apocalipsis 2:23 …Yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.
Safet Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario