26 may. 2010

EL CARTUCHO


Fui a orar al bosque y mientras intentaba entrar en comunión con Dios encontré un cartucho de escopeta en el suelo, me quedé contemplándolo y entendí muchas cosas, a veces así es el ser humano, el cartucho a mi vago entender de esa materia está constituido por perdigones de plomo que hacen el daño, pólvora que los lanza, y misto que enciende la pólvora, pero el cartucho por si solo no actúa se necesita una escopeta y también un cazador. El cazador es Satanás que a toda costa quiere nuestras alma, no en vano Jesús dijo en Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. La escopeta es toda persona que se presta al desagradable arte del chisme a veces algunos cristianos pueden verso envueltos en ello. El misto es la lengua capaz de incendiar un bosque, la pólvora la envidia o celos, los perdigones los chismes que llevan la muerte a quien Satanás ha apuntado.
Mirando a mi alrededor el cartucho me hizo reflexionar, hace años que voy a ese bosque a orar era tan denso que los cazadores no lo visitaban, aparte de los árboles había zarzas y matorrales hace dos años lo limpian de matorrales para prevenir incendios o facilitar movilidad de bomberos caso de incendio, de esta manera sin pretenderlo han facilitado la diversión a los cazadores que les es muy fácil matar los conejos que antes se protegían con las zarzas, ahora no pueden protegerse contra los tiros, pensé que nosotros los que nos consideramos maduros a veces sin pretenderlo dejamos a los más débiles al descubierto aunque nosotros no le hagamos daño tampoco impedimos que Satanás se los haga, los maduros y firmes tenemos la obligación de ser refugio de los más débiles y protegerlos olvidando tanto materialismo, tanta hipocresía, tanto egocentrismo, tanta indolencia.
En una familia de muchos hijos 14 por ejemplo, ¿Quién cuida de los pequeños? Solo el mayor o los mayores cuidan de los menores.

Safet Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario