23 feb. 2011

ADÁN EVA Y LA MUERTE

En el Edén habían tres tipos de árboles Gn 2:9, podían comer del árbol de vida y de los frutales, pero no estaban obligados, era decisión de ellos, Dios dijo a Adán lo que no podía hacer, le dijo en Gn. 2:17 No comerás de ese árbol, porque el día en que comas de él, tendrás que morir. Se refería al árbol del bien y el mal, Por tanto Aunque suene sorprendente Adán y Eva conocían el concepto de vida y muerte, ¿Por qué no comieron del árbol de vida? Si conocían el concepto de muerte, aunque no conocían el bien y el mal, Eva dice a Satanás Dios a dicho que moriremos Gn 3:3, Si conocían la muerte ¿Por qué no comieron del árbol de vida? Podían comer porque se pone una espada después del pecado, para que no coman y vivan para siempre Gn 3:23, pero podían hacerlo, pero ellos no comieron por la misma razón que la gente en el siglo XXI no lo quiere hacer, lo explicaré pero antes déjame introducir una interrogante para reflexionar, en mi libro Reflexiones Espirituales explico que Adán y Eva podían comer manzanas, el árbol prohibido del bien y el mal dentro del Edén, no era un manzano, sino hablar con Satanás, entonces emerge a flote una pregunta, ¿Por qué permitió Dios el árbol del bien y el mal dentro del Edén, si bien sabía que Satanás podía engañar a quien él había creado? Esta pregunta está relacionada con la de ¿porque Adán y Eva no comieron del árbol de vida? Si Dios hubiese obrado de otra manera de cómo lo hizo, no sería justo, no habría dado al hombre y mujer la libertad que les dijo, no podrían decidir, tendría un pueblo perfecto, igual que los ángeles pero que se podrían reproducir, pero si no conocían la diferencia entre el bien y el mal, no podían amar a Dios como a un Padre.
Si yo adoptase a uno o varios niños como hijos, no sería para tenerlos en una jaula o en un corral aunque fuese de oro y plata, los querría, educaría, cuidaría, disciplinaría etc. como hijos míos naturales, de su parte no esperaría que me viesen como los animales del zoo a sus cuidadores, “estos son los que me dan de comer y me tratan bien” yo no querría estos de mis hijos adoptados, querría que me amasen, respetasen, ayudasen como a un padre natural que los hubiese engendrado, porque el amor no va en los genes sino en la entrega, esto mismo es lo que Dios quería del ser humano por eso le dio tanta libertad.
Esaú conocía el concepto de primogenitura, pero lo menospreció.
Sansón conocía el concepto de su fuerza que era su melena porque así lo dijo Dios (Melena del león, cris del caballo, etc.) lo menospreció.
Saúl primer rey de Israel conocía sus obligaciones y obligaciones pero hacia lo que bien le parecía. Todos estos y muchos más, fueron descartados y suplicaron y no obtuvieron nada por sus suplicas, porque no estaban hechas desde un corazón arrepentido por su desobediencia, sino arrepentidos porque perdieron sus privilegios. De igual manera Adán y Eva se arrepintieron que la cosa salió mal y se escondieron, pero no corrieron a humillarse ante Dios para que los perdonasen, porque ellos se querían a sí mismos, pero no conocían el amor autentico.
El rey David; Hizo más daño a Dios que Adán y todos los que he mencionado, cometió adulterio con la mujer uno de los hombres que luchaban por él, mintió, asesinó a Urías Heteo para casarse con su mujer, cuando Dios mandó al profeta Natán en 2ª Samuel capítulo 12, David se arrepiente de corazón y en términos genéricos pide a Dios quítame todo menos tu Santo Espíritu, pagó un alto precio por su pecado pero Dios no dejó de estar con él y ayudarle en todo lo que hacía, porque no dijo como los demás, perdóname pero no me quites lo que tengo.
El bien es: la dedicación, entrega, amor, actividad, pasión a Dios olvidando lo grande y poderoso que él es, porque en el fondo es muy tierno, y lo único que él desea es tener una relación con la persona de corazón a corazón.
El mal es la desobediencia al mismo Dios, aunque sea camuflada en una religión, si una religión fuese importante, Dios hubiese dicho en su palabra cual de ellas, pero las religiones y la indiferencia es nuestro árbol del bien y el mal, tenemos la opción de comer del árbol de vida que es Jesús, es tan fácil como aceptarlo como Señor y Salvador como enseña Dios en Efesios 2:8-9, pero es demasiado fácil el humano no puede aceptarlo, y recurre a otras fuentes que en apariencia parecen más excitantes, como es coquetear con las ciencias ocultas(árbol del bien y el mal) horóscopo, adivinación, uija, sexo, curanderos, vírgenes de piedra yeso o madera, religión disciplinaria, mentalismo, meditación, humanismo, podemos poner mil tentaciones que parecen estimulantes antes de comer gratuitamente del árbol de vida, que dice la Palabra de Dios en Hechos 4:12 que solo en Jesús hay Salvación porque no hay otro nombre dado a los hombres en que podamos ser salvos, míralo en Hechos 4:12.
Pienso Adán y Eva eran como los seis mil millones de personas que actualmente no comen del árbol de vida ¿Por qué culpar a los padres primitivos? Si en el siglo XXI era moderna y desarrollada, 6.000.000.000 de personas hacen lo mismo con la experiencia de lo que ya pasó, ¿Por qué la Biblia llama a los salvos, manada pequeña en Lucas 12:32? Porque muy pocos hombres y mujeres buscan a Dios para amarle y estar con el por la eternidad, la mayoría le buscan para su propio provecho, como escusa para conseguir tranquilizar su conciencia, poc@s le buscan de corazón, unos lo hacen a través de 6.000 religiones, otros a través de Satanás, 6.000.0000 millones de adanes y evas ¿Cómo pensáis que podréis encontrar así a al Santo entre los santos? no culpéis a Adán ni a Eva de vuestro fracaso, simplemente miraros al espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario