3 sept. 2012

EMIGRANTES




A veces y muchas veces, la palabra emigrante, aparece en la mente humana como invasor, o como algo menos importante que los autóctonos, pero nada más lejos de la realidad, esto es una maldición que estrecha la mente, tanto de autóctonos como de los propios emigrantes; nunca se piensa mal de un inmigrante, pero si de un emigrante, pero el inmigrante es también emigrante, como una madre es buena y una suegra mala, pero las dos son madre y suegra según con el cristal que mires.

Un emigrante es una bendición para un país autóctono, porque es alguien que consume y genera y compensa con creces las divisas que salen del país en que viven.

Que suerte para los cristianos que Dios no diferencia entre emigrantes o autóctonos, todos somos peregrinos en esta tierra.

Dios ha utilizado a grandes emigrantes en su obra, Abraham padre de la fe, natural de Aram (Siria) lo usa en Canaán; a Moisés descendiente de Canaán y natural de Egipto lo llama en Madian, A Josué lo usa en Canaán, pero lo que es la guinda del pastel, usó al más grande de los grandes, siendo emigrante, a Jesús de Nazaret, nacido en belén, crece como emigrante con sus padres José y María en Nazaret ciudad de Galilea, fuera de Israel, por esto el sobre-nombre de nazareno (no confundir con nazareo “que también lo era”)dirigiéndome a los emigrantes y autóctonos de cualquier país ¿somos nosotros mas importantes que Jesús, el dador de vida? Si no lo somos; tenemos que aprender los unos a no intimidar, los otros a no ser intimidados.

Los judíos no se juntaban con los emigrantes, porque se consideraban a si mismos demasiado importantes, vino Jesús que era verdaderamente importante, y no tubo el más mínimo reparo en juntarse con todos, autóctonos y emigrantes, porque no miraba la apariencia sino el corazón, esto nos enseña que el que no es importante, intenta parecerlo, el que es verdaderamente importante no necesita demostrar nada. El hombre acomplejado e inferior necesita pegar a su mujer, para demostrar que es hombre, beber y blasfemar para demostrar ante los demás lo que en realidad no es. El hombre verdaderamente hombre, cuida lo que Dios le ha dado, no necesitando demostrar nada a nadie, porque es puramente un hombre.

Hay un claro ejemplo del trabajo de los emigrantes; en Isaías 66:15 al 21, mientras los versos 15 y 16 hablan de la 2ª venida de Jesús a la tierra, el verso 17 explica el juicio a las religiones, describe con todo detalle lo que muchos años después nuestro Señor rebeló a Juan en la Isla de Patmos, que conocemos como Armagedón AP. 16: 15-21, (como curiosidad casual verso 17 dice: ¡Hecho está! En mi segunda lengua, que hablo y amo “el català” Hecho está, se dice: Sa fet y mi nombre es Safet) en el verso 18 reúne a todas las naciones y lenguas, claramente habla del Trono celestial Ap. 20:11-12 donde fueron abiertos los libros y el libro de la vida, y eso es para el juicio final, en el verso 20 dice: que trajeron las naciones como ofrenda a Dios.

Así que está Isaías 66:19 que es el verso que encuentro las referencias con los emigrantes, dice que Dios enviará de los escapados de las naciones (emigrantes) a Tarsis, Fut, Lud, Javán, Tubal, y las islas lejanas.

Fut es Libia, Lud es Lidia (sur de Bulgaria y parte del sur de Yugoslavia), Javán es Grecia, Tubal no encuentro referencias, Islas lejanas no hay referencias, pero pienso que se trata de Indonesia, tiene 17.508 Islas con 237 millones de personas, con el mayor número de musulmanes del planeta, aun así atacan a los cristianos porque les tienen miedo, porque el que controla a los musulmanes percibe el peligro.

Tarsis es España, aunque los eruditos solo dan como Tarsis el sur de España (donde yo nací), no estoy de acuerdo, pienso que toda España es Tarsis, los fenicios comercializaban con el sur de España, con plata, hierro, estaño, y plomo (Jer. 10:9; Ez. 27:12), pero las minas de hierro estaban al norte de España, pero los fenicios solo podían entrar por el sur, ya que venían por el mar grande que conocemos como mar mediterráneo. He explicado esto, porque me interesaba dar datos contundentes, ahora analizamos Isaías 66:19, Dios enviará de los escapados de las nacionesLos emigrantesa España para que hablen de la gloria de Dios entre las naciones.

Ahora hablo a los creyentes en Dios venidos de todas las naciones ¿Callarás o hablarás de la gloria de Dios a todas las naciones?



No hay comentarios:

Publicar un comentario