14 oct. 2012

VITOOL






En mi viaje a Tailandia, conocí a Vitool, era el guía del tour que realicé por este precioso país asiático, Vitool era un joven estupendo, agradable y gracioso, después de despedirnos supe que tiene tres esposas, tiene que hacer muchos méritos, Vitool era un ferviente creyente budista, el tour comenzaba a las siete y antes ya había llevado la comida a los monjes para hacer méritos y ganar puntos para otra vida, un sistema muy parecido al católico, no puedes pecar, pero si lo haces (y lo haces porque Dios dice que bueno no hay ni aun uno Salmo 14:3)hay un sistema de compensación, en forma de penitencia, hacer buenas obras, flajeamientos etc. es decir como el mercadillo de Tailandia donde regateas el precio del artículo asta sacarlo por el precio que te interesa, estos sistemas de compensación son muchas veces muy gravosos, se intercambian rezos y promesas inútiles pensando agradar a Dios, pero en realidad lo que se está ofreciendo a Dios es un plato de estiércol, a cambio o trueque de lo que queremos obtener de él.

Dios es un Dios de amor (1ª Juan 4:16) por tanto perdonador, mal sería para la humanidad si no fuese así, pero no como trueque, los favores de Dios no se pueden pagar con nada, a Dios solo se le conquista con amor, con un corazón sencillo y no altivo, como el padre que perdona a su hijo sin ningún tipo de rituales, puede que con algún azote o castigo, igual es Dios pero mas bueno; claro está que para todo este proceso, tienes que ser hij@ de Dios, porque tod@s somos criaturas de Dios, pero hij@s solo son aquellas que aceptan a Jesús como Señor, único y suficiente salvador, (Hechos 4:12), esto es totalmente un regalo para que nadie se gloríe ante Dios (Efesios 2:8-9), no se trata de una religión determinada, ninguna religión ha sido crucificada por nuestros pecados, solo lo ha sido Jesús, ni siquiera su madre fue crucificada y menos resucitada.

Volviendo a mi amigo Vitool, él cree en la reencarnación y yo lo respeto, porque respeto todo tipo de creencia aunque estén equivocadas, el respetarlas no implica aceptarlas, pero es cierto que todos daremos cuenta al final de nuestra vida a Dios, no de lo que hayamos creído a nuestra manera, sino de lo que hemos obedecido a la manera de Dios, pondré un sencillo ejemplo: imagina que un grupo de personas, están en la estación de Atocha para ir a un trabajo conjunto en Lugo, cada cual coge el tren que le viene en gana, en la dirección que más le gusta, eso sí con la intención y deseo de ir a Lugo, pero: uno acabará en Granada, otro en Albacete, en Burgos, o Almería y el que haya preguntado cual es el tren que llega Lugo, y después de la información lo haya cogido, este será el único que llegue a Lugo. Con Dios pasa exactamente igual; la Biblia ni es un talismán ni hace milagros, solo es la carta escrita por Dios para que conozcamos su voluntad y seamos libres de tomar la decisión que nos venga en gana, y aquel que lo desee pueda llegar asta él. Tienes la obligación de leerla, aunque no la creas porque entonces tendrás la información necesaria para decidir lo que quieres. No puedes agregar ignorancia, si vas a Lugo y acabas en Granada no puedes cobrar honorarios alegando buena intención, si no hiciste el trabajo te quedas sin cobrar. Pero lo que está en juego es mucho más importante que un trabajo es la vida eterna, donde pasarás la continuación de esta vida. Eso si cada uno encuentra lo que busca, si buscas una religión acabarás siendo religios@, si buscas a Dios encontraras a Dios. Puede pasar que tu no creas en nada, imagina el que no cogió el tren para Lugo porque no creía en el tren, se va en auto stop a su bola y acaba en cualquier sitio menos en Lugo, no podrás alegar ignorancia; simplemente no estabas.

Vitool cree en la reencarnación, ya tiene la condena en vida, ya que como no sabe en que se convertirá, tiene que cumplir por miedo, con toda clase de animal y vegetal, tratar bien a los animales y medio ambiente, es algo lindo y primordial, pero no como una desesperada necesidad, porque entonces se convierte en un trabajo, como el sexo que siendo maravilloso, se convierte en un duro trabajo al hacerlo por obligación. Todo esto por no tener definido el futuro eterno, diferente que a los que ya somos salvos que sabemos donde vamos y porque. Hay quien dice que creen que puede haber algo, eso es idéntico a las religiones, es como tener hambre y ver un delicioso plato cocinado, por mucho que creas que existe, no te alimenta lo más mínimo, por esa razón los que tenemos una relación con Jesucristo no se basa en una creencia sino en una vivencia. Porque la vida eterna no es una lotería para cuando mueras, es una vivencia y la vida eterna empezamos a vivirla aquí en la tierra, en vida.

Vitool tiene la obligación de hacer muchos méritos para cubrir su pecado, igual que las demás religiones, eso es como hacer lasaña, pones una capa de estiércol y otra de buena carne picada, cuanto más estiércol mas carne para compensar, luego se culpa a Dios de no comérselo, ¿te lo comerías tú? Dios es bueno, no tonto. En si los méritos de los budistas no varían de los santos de otras religiones, si ofreces a uno, el otro se enfada, así que hay que ofrecer a todos los que ya murieron, menos al que está vivo y puede ayudarnos “Jesucristo”.

En Tailandia septiembre es cuando más llueve, lo hace a diario porque es tiempo de lluvias, yo pedí a Dios mediante Jesús que no lloviese cuando hiciese excursiones, ningún día ha llovido en todo el tour donde nosotros estábamos, eso es relación y no creencia. Dios detuvo la lluvia, el último día dijeron San Pedro paró la lluvia, ¿Cómo puede un muerto parar la lluvia? No es más lógico pensar que un vivo lo hizo, Pedro murió y no resucitó, Jesús murió y resucitó, por deducción lógica Jesús lo hizo. El problema de tener tantos budas y tantos santos, es que ofreces a unos y se enfadan los otros, porque en el mundo espiritual detrás de cada ídolo hay un demonio, aunque tu solo veas piedra o metal hay vida, mala pero vida, a la que se le ofrece el sacrificio, incluso pueden hacer señales y prodigios porque los demonios tienen poder, no tanto como un sencillo cristiano de a pie, pero mas que los orgullosos incrédulos, Para finalizar decir que: ni buda, ni María, ni santos, ni filósofos, ni políticos, ni humanistas, ni religiosos, ni agnósticos, dijeron jamás lo que dijo Jesús: Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie puede llegar hasta el Padre si no es por mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario