31 dic. 2012

ME PREGUNTO

Isaac Newton cuando paseaba por su jardín, vio caer una manzana y mirando a la luna se preguntó ¿por qué la luna no se cae? Para contestar a sus preguntas empezó a investigar dejándonos un precioso legado, pero todo comenzó por preguntarse a si mismo, esto demuestra lo importante de preguntarnos sobre nuestra vida presente y futura, cosas tan importantes como ¿hay vida después de la muerte? Lo que pensemos cada uno no cambia la auténtica realidad, podemos pensar que el sida no existe, eso no impedirá que exista, el que se pregunte a si mismo se medicará y posiblemente sane, el que crea que no existe porque no se ve, no se medicará y morirá.


Si no hay vida después de la muerte, no pasa nada, pero si la hay tendremos un problema, un problema muy grave, porque entonces no importará si creemos o no, pasaremos la eternidad en un lugar o en otro, desagradable sorpresa si pudiendo pasar la eternidad en un lugar agradable la pasamos en uno de tormento, pero eso lo tienes que decidir preguntándote a ti mism@.

Dios dice en la Biblia que hay vida eterna, es más refiriéndose a Jesús dice en Juan 3:15-16 para que todo el que crea en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo, que no dudó en entregarle a si hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino tenga vida eterna.

Puedes pensar lo que quieras y en lo que quieras, pero el tiempo de preguntarte a ti mism@ es ahora y seremos responsables de nuestras decisiones, estar con Dios no es una lotería por la misericordia de Dios como piensan las religiones, es una firme decisión preguntando de corazón a Dios.

La decisión la tienes que tomar tu aquí y ahora aceptando a Jesús en tu corazón como tu Señor y único Salvador porque lo dice en Hechos 4:12 si no me crees te desafío, pregúntale a Dios con tus palabras; el real habla, no es de metal, piedra o cartón.

Dios está llamando a las puertas de tu corazón, ábrele si quieres o no le abras si no quieres.

Dice en Apocalipsis 3:20 ¿No ves que estoy llamando a la puerta? S alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré en su compañía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario