8 jun. 2013

ESPIGAS

Viendo unas espigas de trigo, comprendí el comportamiento humano, en su relación para con Dios.


Había un manojo de varias espigas; unas erguidas en forma majestuosa, otras dobladas casi lánguidas, y me dio pena al verlas, porque pensé pobres espigas lo tristes que se ven al lado de las otras esplendorosas, pero observé con más detenimiento desde la parcialidad, y un profundo sentimiento se apoderó de mi corazón, las más lozanas tan majestuosas y erguidas era porque no llevaban fruto y recordé que en una ocasión no recuerdo cuando, escuché decir que las espigas cuando están erguidas es porque están verdes o porque no llevan fruto, las lánguidas dobladas humilladas es porque su fruto pesa demasiado.

Cuando la espiga está verde pesa poco, está erguida orgullosa, pasa igual en el mundo espiritual, al no conocer nada de Dios, se hacen orgullosos, dando opinión de lo que no saben, dijo Platón sobre Sócrates, “Solo sé que no sé nada” cuando el neófito descubra que en realidad no sabe nada, comenzará a ser importante y el peso de su fruto, le impedirá dedicar tiempo a presumir, porque la propia naturaleza del que lleva fruto estrangula a su propio ego.

Había una espiga erguida grande y gruesa, hermosa en gran manera, aunque no parecía cereal, al tocarla noté que no pesaba porque no llevaba fruto, era una espiga salvaje que creces junto a los caminos, muy linda pero no sirve para nada, solo para ser comida por los animales o quemada por el labriego, así es la gente que no acepta la dirección de Dios, puede ser muy maja, agradable, simpática, pero en el fondo es metal que resuena, o címbalo que retiñe (1ª Corintios 13:1) una persona sin fruto no puede ser una persona realizada como tal, y solo puede llevar fruto si está conectado a Dios, mediante el único camino que es Jesucristo(Juan 14:6). En Hechos 4:12 dice: Ningún otro puede salvarnos, pues en la tierra no existe ninguna otra persona a quien Dios haya constituido autor de nuestra salvación.

Había una espiga muy lozana, me llamó la atención por su belleza y perfección, al cogerla descubrí que era una perfecta imitación realizada con productos plásticos, así sería una persona religiosa, que puede aparentar ser una persona integra, piadosa, en el fondo no es que esté vacía es sencillamente que está fabricada por esa religión, tengo que decir que solo hay dos alternativas o Dios o la religión; Jesús dijo que los delincuentes entrarían antes que los religiosos en el reino de los cielos (Mateo 21:31)es importante buscar a Dios mientras pueda ser hallado (Isaías 55:6)si algo tengo claro es que no quiero ser de plástico para Dios, porque cada uno tendrá lo que busque, si buscar a Dios encontraras a Dios, si buscas una religión encontrarás una religión, si buscas una fantasía encontrarás una fantasía, si andas perdido por esta vida te encontrarás de lleno en el infierno.

Había una espiga entre muchas que me llamó la atención porque era dorada como las demás, pero no estaba doblada, al observarla vi que solo tenia unos granos raquíticos y comprendí que era porque no había estado sembrada en buena tierra, eso me recordó a cristianos acomodados, que les puede ir muy bien en el mundo secular, pero para Dios llevan poco fruto, porque su vida es más importante que la obra de Dios, al final del peregrinaje por esta vida, llevarán poco fruto para Dios y eso es malo para ellos por poner la mirada en cosas terrenales en vez de mirar para el cielo.

Las demás espigas eran diferentes en forma y tamaños, las había de trigo, cebada, avena, centeno, arroz, casi todas dobladas por el peso del fruto que sostenían, esta escena me recordaba, a los cristianos comprometidos con la obra de Dios, podemos ser diferentes en todo, pero tenemos en común llevar fruto para que un día Jesús nos pueda decir buen siervo fiel, en lo poco fuiste fiel en lo mucho te pondré (Mateo 25:21)pero en todas las espigas había otra cosa en común, el grano estaba recubierto por la cascarilla, eso me hizo meditar que un cristiano comprometido, con mucho fruto, con mucha unción, nunca es perfecto, necesita ser trillado, para limpiarlo aun más, en ese proceso es pisoteado, humillado, dolorido, ultrajado, pero no hay otra solución acuérdate lo que dice Hebreos 5:8-9 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario