8 jun. 2013

CALCULAR COSTES

En Lucas 14:28-30 dice que cuando vas a edificar una torre calculas primero los costes, esto resulta un tanto complejo: a mi no me salen los números al respecto, porque si calculamos los costes de lo que vamos hacer para Dios, entonces no ejercitamos la fe y sin fe es imposible agradar a Dios nos dice: Hebreos 11:6.


Un ejemplo de ello es David, Dios lo cuidaba y bendecía en todo lo que hacía, pero en 1ª Crónicas 21 David manda hacer un censo de los guerreros que tenía, para evaluar su potencial, todo acabó en un desastre por esta decisión, mortandad para el pueblo y sufrimiento para David.

¿Entonces este dicho tan común entre cristianos de; “sentarte para evaluar costes “antes de empezar? Si consideras los costes del proyecto, actúas por conocimiento y no por fe y esto no agrada a Dios como hemos visto en He. 11:6 ¿Entonces a que costes se refiere? Evidentemente no se refiere a los de cualquier proyecto que hagamos para Dios, porque el mismo dará los medios necesarios para realizarlo, cabe recordar que lo hará en el momento justo, ni antes ni después, los costes que tenemos que evaluar son los relacionados a nosotros mismos, que estamos dispuestos o podemos invertir para Dios en el proyecto; oración, tiempo, dolor, privaciones, ofensas, menosprecio, cansancio.

Lo haremos o abandonaremos por el camino dejando el proyecto a medias y mucha recursos implicados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario